Cómo expandir tu liderazgo más allá de tus capacidades

Una de las cosas que he aprendido del liderazgo, ha sido el poder de la duplicación. toda actividad que amerita tu talento de alguna manera, significa que la expansión de lo que haces está directamente relacionado con tus propias capacidades. Duplicarse significa transferir parte de tu conocimiento a otra persona que pueda hacer ese trabajo por ti, mientras te concentras en nuevas actividades. Esta persona, estará dispuesta a hacer ese trabajo a cambio de que le enseñes cómo hacerlo.

image

En mi carrera profesional como desarrollador de software y supervisor de equipos de desarrolladores, he aprendido el poder que significa que puedas duplicar tus habilidades con otras personas. Sin embargo, al inicio de mi carrera esto no fue así.

La mayoría de los desarrolladores de software tenemos la mala costumbre al inicio de nuestras carreras, de hacernos imprescindibles en las cosas que hacemos. Los usuarios de las aplicaciones, necesitan del desarrollador para ajustar y corregir cualquier cambio que hace falta. Muchos, posiblemente por inseguridad, prefieren tener todo el control de la aplicación y no compartirla con nadie más, por lo que se crea una especie de monopolio en el mantenimiento y nuevos desarrollos dentro de la aplicación. El problema con este monopolio, es que el desarrollador necesita estar disponible 24/7 para atender cualquier requerimiento del sistema. Aprendí las desventajas del monopolio en el desarrollo, cuando me encontraba trabajando de madrugadas y domingos, resolviendo problemas dentro de la aplicación.

Lo que aprendí con los años, es lo importante de contar con otra persona, que quisiera aprender mi trabajo y transferirle mi conocimiento, para que ella me apoyara en momentos específicos y así contar con más tiempo para analizar y desarrollar nuevos productos e ideas.

Mientras te duplicas, desarrollas a través de otras personas, extensiones de tus capacidades, que te ayudarán a alcanzar metas que tu solo no podrías manejar. Esa persona debe tener una visión similar a la tuya y debes invertir tiempo suficiente en ella para que siga de la mejor manera posible la ejecución de cada proceso.

Para duplicarte en determinado proceso, necesitas:

  1. Conocer el proceso. Para transferirlo, debes conocerlo a un nivel de detalle que facilite tu explicación.
  2. Invertir tiempo en la persona que será tu extensión. La persona debe entender tu visión y sentirse cómoda con la idea de aprender lo que vas a enseñarle.
  3. Sistematizar el proceso. Mientras más sistemático vuelvas el proceso, más fácil podrás explicarlo.

La duplicación te ayuda a concentrarte en generar valor y contar con un apoyo que te permita desarrollar tareas específicas con menos esfuerzo, es por ello que al ejercer liderazgo, aprendas a utilizar a duplicarte y apoyarte en otras personas para completar determinadas actividades.