MIGUEL AGUERO

¿Estamos matando la creatividad de nuestros niños?

Hace un tiempo había visto en facebook una imagen que un amigo compartió en el que se muestra a varios niños sentados en una clase, cada uno pensando y de los cuales salían unas burbujas de pensamientos. Por donde había pasado la maestra, los niños tenían burbujas cuadradas, mientras que los que faltaban estaban redondas; y justo en el medio estaba la maestra cortando los pensamientos de uno de los niños.

Photo Credit: Costa Rica Bill via Compfight cc
Photo Credit: Costa Rica Bill via Compfight cc

Aunque había visto esa imagen muchas veces, no fue sino hasta hace unos días que logré comprender que es mucho más común que los padres sienten hoy que sus hijos no encajan dentro del modelo educativo tradicional. Si bien es cierto que la mayoría de los niños pueden tener líneas de pensamientos similares, también es cierto que es muy complicado enmarcar a todos los niños en un mismo patrón.

Como educador que soy, comprendo claramente los desafíos que presentan los sistemas educativos hoy en día. Si bien nuestra forma de aprendizaje era bastante simple, también es cierto que no había muchos recursos que te incentivarán a aprender de otra manera.

Piensalo por un momento, en nuestra época, debíamos ir a la biblioteca para hacer una investigación. Yo conocí una computadora en una sala, cuando llegué al quinto grado, y mi primera experiencia con internet fue pocos años antes de entrar a la universidad. En esa época, no existía Google, Youtube, Facebook, ni herramientas como Ten Marks, los Tablets o los smartphone. Nuestros hijos están creciendo en una época en la que tienen accesos a infinidades de recursos fuera de la escuela, mientras que dentro están limitados a sentarse en un escritorio y escuchar a la maestra sin tener accesos a la información como la tienen cuando están fuera de ella.

Steve Jobs en sus últimos días de vida, dijo que su mayor preocupación era ver cómo el sistema educativo estaba tan increíblemente atrasado, considerando los avances que han habido en muchas otras áreas del mundo. Nuestros hijos se encuentran ante el desafío de encajar en un sistema educativo que en ocasiones no está diseñado para que ellos desarrollen sus propios talentos, sino para desarrollar los talentos que el sistema considera la mayoría de los niños deben tener.

Hace poco encontré este video que me sorprendió gratamente, ya que Sir Ken Robinson respalda fuertemente el hecho de hay otras áreas que el sistema educativo tiene que poner al mismo nivel que las matemáticas o las ciencias.

Mi hijo, al igual que la mayoría de los niños que hoy rondan los 8 años es un fanático increíble de minecraft y yo hasta ahora lo había utilizado como un mecanismo de recompensa para que hiciera sus tareas y cumpliera con sus compromisos escolares. Luego de ver el video, comprendí que debo más bien incentivar a mi hijo a que siguiera desarrollando su inquietud por minecraft y las computadoras y enseñarle cómo el aprendizaje en la escuela lo puede ayudar a desarrollar mejor sus habilidades en minecraft.

Yo tuve que evaluar si realmente estaba educando a mi hijo o si estaba matando su creatividad. A partir de ahora, he comprendido que es importante entender que lo importante no son las notas de la escuela o que pase de grado, sino que desarrolle habilidades que lo ayuden a tener un mejor desarrollo a futuro.

¿Tú que piensas?