¿Qué es un intraemprendedor?

Ser un emprendedor es el objetivo con el que nuestra generación se ha ido formando. Mientras en el pasado la gente buscaba la seguridad de trabajar en una empresa, los profesionales de las nuevas generaciones van creciendo con una mayor cultura orientada al emprendimiento.

Photo Credit: Mingo.nl via Compfight cc
Photo Credit: Mingo.nl via Compfight cc

¿Significa eso que todos debemos dejar la empresa para la cual trabajamos y lanzarnos a la aventura de emprender un negocio? En la teoría, hacer esto suena bastante atractivo; pero en la práctica, iniciar una actividad empresarial implica riesgos que en muchas ocasiones, las personas no se sienten preparadas para hacer.

Muchas veces asociamos el término emprender con empresario, pero esto no siempre es así. La persona puede emprender proyectos e iniciativas, mientras trabaja en una empresa. A esto se le denomina intraemprendimiento.

Un intraemprendedor es una persona que trabaja en una empresa que no es la suya, pero aporta ideas, maneja proyectos, equipos, recursos y resultados de la misma forma que lo hace una persona que tiene su propia empresa.

Yo he tenido la oportunidad de estar en ambos mundos. Actualmente trabajo para una empresa que me da la libertad de exponer mis ideas y trabajar en un ambiente bastante positivo, pero al mismo tiempo he trabajado (y sigo trabajando) en iniciativas empresariales.

Hoy en día se habla de los beneficios de los intraemprendedores dentro de las empresas, pero pocos hablan de los beneficios para los propios individuos. Particularmente, veo como uno de los mayores beneficios de ser intraemprendedor es que puedes desarrollar habilidades empresariales, minimizando el riesgo financiero que puede implicar hacerlo por tu cuenta.

Si trabajas en una empresa y tienes el deseo de independizarte, puedes comenzar poniendo en práctica algunos principios básicos que te lleva a convertirte en un intraemprendedor:

  • Aprópiate  y apasiónate de un proyecto. Participa en algún proyecto en la empresa que trabajas y apasiónate por él. Aprende lo que puedas desde lo técnico, hasta lo funcional del proyecto. Hazte el mejor conocedor de lo que este proyecto se trata.
  • Orienta a tu equipo hacia los resultados del proyecto. Promueve en el equipo, el deseo de que ese proyecto tenga éxito. Utiliza los distintos talentos de cada uno como beneficio de crecimiento en el proyecto.
  • Mide el performance del proyecto. Evalúa si el proyecto tiene el éxito que se está esperando. o solo en el área que te corresponde, también verifica en términos financieros y recursos utilizados.

Emprender es una actitud. No importa si estás trabajando en una empresa o si tienes una propia, emprender es una habilidad que puedes aprender con práctica y determinación.