MIGUEL AGUERO

¿Qué hacer cuando pierdes el rumbo?

No importa cuanta disciplina tengas en tu vida y cuantos deseos de alcanzar el éxito puedas tener, siempre hay un momento en el que sientes que has perdido el rumbo. Cuando tienes una motivación por alcanzar algo, el deseo de trabajar y seguir adelante, se convierte en el combustible que te lleva dia a dia a hacer lo que necesitas hacer para alcanzar tus objetivos. Pero, hay dias en el que ese deseo pareciera disiparse. El desánimo, las ganas de abandonar y en ocasiones el sentir que lo que haces no tiene sentido, se convierte en la fuente de pensamientos que por momentos puede paralizarte a no hacer nada.

que hacer cuando pierdes el rumbo
Photo Credit: Junjan via Compfight cc

Ahora bien, cuando llegamos a ese punto en el que no tenemos claro el rumbo hacia nos estamos dirigiendo ¿Qué debemos hacer?

Durante toda mi vida, he vivido esos momentos de desánimo. Es un punto en el que obviamente has perdido el rumbo y la dirección mientras desarrollas algún proyecto.

Una de esas experiencias, la viví mientras estudiaba en la universidad. A mitad de la carrera, había perdido por completo la motivación de seguir estudiando la carrera que había escogido. Esa tormenta personal, no fue muy larga, pero dentro de mí, parecía una eternidad. No tenía el ánimo de estudiar, asistir a clases o realizar proyectos. Durante ese tiempo, mi mente estaba distraida en muchas otras cosas que me apasionaban, pero que también me distraían de una de las metas que personalmente me había propuesto alcanzar. No fue sino hasta que retomé mis prioridades, que comprendí que si quería salir de la universidad, tendría que mantener mi mente en el objetivo que ya me había planteado y buscar el motivo inicial que me llevó a escoger la carrera. Fue allí cuando nuevamente pude retomar el rumbo.

Los momentos de inseguridad, confusión y duda, son parte de nuestra naturaleza humana. Ese sentir, puede llegarte en muchas circunstancias y en muchas formas, desde una relación de pareja, un proyecto personal, un empleo, una disciplina deportiva o tus estudios. Durante ese periodo, cada dia que tienes que pasar en las actividades relacionadas con ese objetivo, se pueden convertir en una verdadera tortura, por el fuerte deseo de no querer seguir adelante.

¿Por qué aparece este deseo de inseguridad y en muchas ocasiones, en el momento cúspide de lo que vienes desarrollando? La razón principal, pareciera venir en ocasiones de nuestros propios pensamientos.

Cuando todo avanza muy bien, se crea en nosotros un sentir de seguridad que puede hacer que en determinadas ocasiones te impidan seguir creciendo. Incomodarte puede convertirse en algo positivo, ya que al sentir que pierdes el rumbo, se activa en ti un sentir hacia la búsqueda del crecimiento en otros niveles o habilidades que van a servir de apoyo en los siguientes niveles.

En esas ocasiones, mis recomendaciones para salir adelante durante ese periodo son:

  1. Haz una pausa por un corto tiempo y reflexiona sobre lo que está ocurriendo.
  2. Sigue avanzando, aunque sea en pasos más cortos.
  3. Busca conectarte con el por qué que inicialmente te motivó a desarrollar tu proyecto.

Creo que sentir que pierdes el rumbo de las cosas que haces es un sentir natural. Aprender a manejarlo puede marcar una diferencia en tu vida al momento de avanzar y seguir creciendo.

¿Has vivido alguna experiencia en la que siente que has perdido el rumbo de lo que estas haciendo?